Hermosillo, Sonora, 2 de octubre del 2012.- Los legisladores sonorenses deberán ponerse de acuerdo y aprobar el presupuesto de egresos en tiempo y forma para evitar la figura de la reconducción presupuestal que afecta directamente a los ciudadanos al no tener disponibles los recursos para obras ya definidas.

El diputado priista por el IV Distrito correspondiente a Nogales, Jesús Humberto Robles Pompa, propuso una reforma en la Ley del Presupuesto de Egresos, Contabilidad Gubernamental y Gasto Público Estatal.

“El propósito es eliminar la figura de la reconducción presupuestal y restaurar una verdadera división de poderes en nuestro Estado en materia presupuestal”, explicó el legislador de la bancada priista.

Recordó que corresponde al Ejecutivo presentar  cada año ante el Congreso, durante la primera quincena del mes de noviembre, los proyectos de presupuesto de ingresos y egresos del Estado, que deben regir en el año fiscal inmediato siguiente.

A su vez, el Poder Legislativo Estatal está facultado para discutir, modificar, aprobar o reprobar el Presupuesto de Ingresos, así como el Presupuesto de Egresos del Estado, en vista de los datos que le presente el Ejecutivo.

El Congreso del Estado cuenta con aproximadamente 45 días para aprobar la Ley de Ingresos y Presupuesto de Ingresos y el Presupuesto de Egresos del Gobierno del Estado para el siguiente ejercicio fiscal.

“El principal fundamento para el establecimiento de la figura de la reconducción presupuestal, era evitar que llegado el día 1 de enero de cada ejercicio fiscal, hubiera una posible parálisis del Gobierno del Estado”, refirió.

Robles Pompa recordó que más de la mitad del ejercicio fiscal de 2012, transcurrió sin que el Gobierno del Estado contara con su respectiva Ley de Ingresos y Presupuesto de Egresos.

La causa fue que el Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional de la LIX Legislatura no pudo encontrar los acuerdos necesarios con los demás grupos parlamentarios para sacar adelante las iniciativas relativas al paquete presupuestal del presente ejercicio fiscal.

“El principal obstáculo en las negociaciones fue el tema de la creación, dentro de la Ley de Hacienda del Estado, del  Impuesto Especial para el Fortalecimiento de la Infraestructura Municipal, el cual no es otra cosa que un impuesto a la tenencia de vehículos”, expuso.

De aprobarse su propuesta, los diputados integrantes de la lx Legislatura estarán obligados a aprobar el presupuesto y con ello, evitarán que haya cancelación de obras y servicios que requieren los ciudadanos en cada uno de los municipios sonorenses.