El Alcalde Rogelio Díaz Brown Ramsburgh participó  junto a más de 30 mil ciudadanos de Cajeme en la marcha por la dignidad, la justicia y la paz, con la cual exigen prevalezca el estado de derecho en la defensa del agua, así como justicia en el asesinato del diputado local electo, Eduardo Castro Luque.

 Acompañado de su esposa Susy Terminel, el Presidente Municipal marchó junto a representantes de diversos organismos y sociedad en general, donde una vez más refrendó su compromiso de continuar la lucha contra la ilegalidad en el acueducto Independencia.

“Con mucho gusto participamos en esta marcha propositiva, en la cual una vez más los cajemenses manifestamos lo que no nos gusta, es una manera muy clara de la sociedad en general de demostrar en lo que no estamos de acuerdo”, enfatizó.

“Tienen todo mi apoyo y vamos a seguir trabajando por lo que siempre ha sido mi compromiso, No al Novillo y justicia para Eduardo Castro Luque” reiteró Díaz Brown.

El Alcalde manifestó sentirse orgulloso de pertenecer a este grupo de la sociedad que ha alzado la voz para exigir justicia y respeto al estado de derecho, demostrando con esta marcha una vez más la unión de los cajemenses.

Respecto a los primeros resultados emitidos por la Procuraduría de Justicia en Sonora en el caso del asesinato de Eduardo Castro Luque, el Presidente Municipal expresó que no los han podido analizar a fondo, dado que la investigación, el caso y la averiguación previa, aun continúan abiertos.

Díaz Brown calificó de raro el que hasta este momento ningún abogado ha visto las pruebas, que se pueda entrevistar con los inculpados y que pueda ver el expediente que han ido armando del caso.

«No desacredito la investigación, sabemos que están haciendo su trabajo, pero si me quedo con la reserva de poder tener la oportunidad de tener más información para poder emitir un juicio”, resaltó.