Noticias

FOTO PARA BOLETIN

Que saque manos del IEE gobernador Guillermo Padrés reiteró Alfonso Elías.

Hermosillo, Sonora 01 de marzo 2015.- Por un futuro mejor para los sonorenses con un proyecto de gobierno que surja de la democracia, el dirigente estatal del PRI, Alfonso Elías Serrano, opinó que para unas elecciones limpias además del pacto de civilidad con la voluntad de los partidos se requiere que el gobernador saque las manos del Instituto Estatal Electoral.

Tras manifestar que el priismo en Sonora atenderá el llamado de las autoridades del Instituto Estatal Electoral para firmar un pacto de civilidad entre las fuerzas políticas, Elías Serrano reiteró el llamado para que además se exija que la autoridad electoral actúe de manera equitativa.

“Estaremos en la posibilidad de llevar a cabo este acuerdo, esperamos que este pacto no solamente sea una manifestación de voluntad sino que realmente incida para tener unas elecciones transparentes y que la autoridad correspondiente y responsable haga cumplir la ley, si no se hace no tendremos elecciones limpias, no tendremos elecciones justas”, externó Alfonso Elías.

Consideró que la democracia en los procesos electorales es la clave para que en Sonora puedan revertirse los efectos negativos de un Gobierno del Estado corrupto que en boca del gobernador Guillermo Padrés además se mal informa y engaña a los ciudadanos en temas de transparencia no sólo en el manejo de recursos, sino en el escenario electoral.

“Pero también exigimos que en los hechos, el gobernador no diga mentiras en sus declaraciones, porque está totalmente comprobada la injerencia de Guillermo Padres en 4 de los consejeros electorales quienes al ser cooptados arrollan para mal en la toma de decisiones”, consignó el lider del priismo sonorense.

En entrevista ante los representantes de los medios de comunicación, Elías Serrano dijo que además de los partidos políticos, es responsabilidad de las autoridades y de cada uno de los ciudadanos llevar al poder un proyecto que surja y que trabaje por la sociedad.

Deja un comentario