En el marco de la Segunda Reunión Nacional de la Sociedad Mexicana de Ingenieros (SMI), celebrada en la ciudad de Aguascalientes sobre Ingeniería y Desarrollo para el Nuevo Crecimiento de México, con el tema “Educación, Telecomunicaciones y Tecnologías de Información e Ingeniería para el Desarrollo”, el ingeniero Raúl González Apaolaza, secretario general de la SMI, aseguró que la educación profesional es uno de los pilares fundamentales para sustentar el nuevo desarrollo de México, por ello,  la presente y próximas generaciones de ingenieros mexicanos, están obligados a preservar el prestigio y gran reconocimiento que a nivel mundial tiene nuestro gremio y por eso, deberán mantener y fomentar el carácter innovador, infundir el sentido de diversidad a las soluciones, entrenar la inteligencia para la creatividad además de estimular la imaginación.

En este evento que contó con la presencia del gobernador de Aguascalientes, Carlos Lozano de la Torre, el ingeniero González Apaolaza enfatizó que en materia  de telecomunicaciones y tecnologías de la información, los ingenieros mexicanos coincidimos con la visión del Presidente electo, Enrique Peña Nieto, en el sentido de que las telecomunicaciones son una herramienta indispensable para lograr la justicia y la igualdad, ya que el fortalecimiento de este sector, garantizará que todos los mexicanos, tengamos acceso a las nuevas tecnologías  de la información, con servicios de alta calidad, al mayor número posible de usuarios y a precios bajos.

Agregó que la convergencia entre telecomunicaciones, informática y electrónica, impulsará el nuevo andamiaje para el desarrollo nacional, como un eficaz vehículo para la competitividad de nuestra planta productiva.  Por esta razón, comentó, hoy la Ingeniería Mexicana deberá distinguirse de nueva cuenta en el campo de las tecnologías de información para coadyuvar de manera acelerada, bajo una nueva estrategia de cobertura, competencia y convergencia, a la integración de mercados, el abatimiento de las distancias y la eliminación de las fronteras.

El secretario general de la SMI dijo que uno de los objetivos centrales de la celebración de estas reuniones nacionales, es el analizar, desde la óptica de la ingeniería para el desarrollo, las distintas propuestas recibidas e intercambiar puntos de vista para proponer políticas públicas, programas y proyectos, que permitan incrementar la influencia de la ciencia y la tecnología en nuestra sociedad y posibilitar su aplicación en las áreas principales de desarrollo, sobre todo en lo social, que aseguren la construcción de una cultura científica y tecnológica que, con una perspectiva mundial, nos posibilite participar de manera exitosa en la globalización y en la sociedad del conocimiento.

Para finalizar, el ingeniero González Apaolaza, destacó que los ingenieros de México, agrupados en la SMI, estamos listos para a acompañar a nuestro próximo Presidente de la Republica, en los retos y desafíos que el México del siglo XXI nos exige y demanda en materia de infraestructura.  Tenemos la experiencia, el conocimiento y un gran compromiso con nuestra patria.