Debe responder sin fuero de lo que se le acusa: Alfonso Elías

Hermosillo, Sonora, 27 de julio de 2015.- Los actos de corrupción del gobernador Guillermo Padrés no quedarán impunes al alcanzar grandes dimensiones a nivel internacional, consideró el dirigente estatal del PRI, Alfonso Elías, al confiar en que la PGR actuará y aplicará la ley por el presunto caso de lavado de dinero con depósitos de cuentas bancarias en los Estados Unidos, y que se le investigan en conjunto por autoridades del país vecino y México.

Al expediente abierto que mantienen la PGR y la Secretaría de Hacienda de México desde hace 4 meses en contra del mandatario estatal y su hermano Miguel, se refuerza de manera importante por la indagatoria del Departamento de Estado de Justicia Estadounidense, que señala que presuntamente los hermanos recibieron la cantidad de 3 millones 312 mil 175 dólares como un soborno o “moche” por un empresario sonorense ligado a empresas que han ganado las licitaciones del gobierno panista.

AES 240615

“Son claras las consecuencias de los actos que deberán enfrentar legalmente el gobernador, quien debería despojarse del fuero y el poder para responder como cualquier ciudadano y solo así se le reconocería valor ético y moral a su defensa», señaló Elías Serrano al manifestar que: «Con esta investigación estadounidense nos da la razón a quienes denunciamos la mala actuación del PAN Gobierno y que por desgracia para los sonorenses cada vez  más se confirma”.

Desde iniciada su gestión, la dirigencia estatal del PRI que encabeza junto a Natalia Rivera se denunció el desfalco al erario estatal “producto de la avaricia y la corrupción de funcionarios que sin escrúpulos se adueñaron de lo que no les correspondía, sin importar dejar desprovistos a los sonorenses”, agregó.

Elías Serrano reprobó las fraudulentas  licitaciones y cuyos “moches” se evidenciaron por las transferencias de bancos de México hacía  los Estados Unidos y » es otro más de los actos que demuestran el por qué el PAN perdió la confianza de los sonorenses y que urge la aplicación de la justicia como un precedente  para que no se repita».