• Acompañado por Manlio Fabio Beltrones, líder del Grupo Parlamentario priista, propuso a los legisladores estar atentos a la problemática nacional, pues no hay espacio para pausas ni actitudes contemplativas.

Ante diputados federales electos de la LXII Legislatura, el Presidente del CEN del PRI, Pedro Joaquín Coldwell, llamó a los legisladores a comprometerse con el cambio para consolidar el crecimiento en muy poco tiempo, “no podemos distraernos en reyertas inútiles ni en observar a fuerzas políticas que se pasan los sexenios reclamando triunfos que no obtuvieron en las urnas”.

Al inaugurar la Reunión Plenaria de Diputados Federales Electos del PRI -encabezados por su coordinador, Manlio Fabio Beltrones- afirmó: “Los problemas del país que ameritan la atención de los legisladores, crecen con celeridad y se van acumulando, por lo que no hay espacio para pausas ni actitudes contemplativas”.

En el encuentro de Pedro Joaquín Coldwell con el Grupo Parlamentario del PRI, en San Lázaro, resaltó que Enrique Peña Nieto representa la posibilidad de una renovación total del panorama mexicano, “es la opción para que cambiemos el menú de opciones de los problemas del atraso, hacia el de los problemas del progreso”.

Tras resumir las prioridades del PRI en la Cámara de Diputados, propuso promover una reforma hacendaria acompañada de iniciativas anticorrupción, someter a la industria energética a una profunda revisión, así como analizar el servicio educativo y la estructura laboral, “ámbitos en los que nos hemos rezagado y nos colocan en grave desventaja con respecto a otras naciones”.

Si aplicamos estas y otras reformas, varias de las cuales exigen profundos cambios legislativos, “México puede crecer aceleradamente, crear empleos y con ello abrirle oportunidades a los jóvenes, a los que hasta ahora se les han negado”, sostuvo.

El Presidente del PRI consideró que México puede ser más grande y justo en poco tiempo, “si nos comprometemos con el cambio, si queremos dejar de ser el país de la inequidad y la violencia, de la informalidad y la piratería, si deseamos distinguirnos por la buena salud y nutrición, la educación de calidad y el bienestar para todos los habitantes de la nación”.

Pedro Joaquín Coldwell reconoció a  Manlio Fabio Beltrones como un político moderno y modernizador, y llamó a los integrantes del Grupo Parlamentario a procurar que su acción tenga sentido de trascendencia histórica.

“Deben dedicar todo su esfuerzo por dejar una impronta memorable para sus electores y para su familia, inscribiendo huellas profundas de su quehacer legislativo en su biografía personal”, dijo.