• Promoverá la homologación de políticas azucareras entre México y Estados Unidos para garantizar el continuo funcionamiento del TLC.
  • Impulsará un programa de etanol de caña de azúcar, con el fin de lograr la generación de nuevas fuentes de energía renovables.

Al resaltar que hoy México está a 16 días de empezar a cambiar su rostro por uno de desarrollo, oportunidades y progreso, Enrique Peña Nieto estableció aquí importantes compromisos para el fortalecimiento de la industria azucarera del país, de la que viven cerca de 14 millones de mexicanos de manera directa o indirecta.

Acompañado por su esposa, Angélica Rivera de Peña, el abanderado presidencial de la coalición Compromiso por México,  expresó, ante trabajadores, productores de caña e industriales azucareros, que sus compromisos tienen el objetivo de que, en respeto a la ley y a las instituciones, se pueda dar un nuevo rostro a México, que sea de gran orgullo para todos los mexicanos.

En el ingenio San Pedro, Peña Nieto dijo que los mexicanos quieren vivir en un país unido, en paz, en seguridad y en la ruta de desarrollo constante y permanente que les abra mayores oportunidades.

En el evento, al que asistieron más de 7 mil personas, el candidato presidencial escuchó, en voz de Juan Cortina Gallardo, presidente de la Cámara de la Industria Azucarera y Alcoholera, algunas demandas para fortalecer al sector. Entre ellas, pidieron mantener la certidumbre que hoy existe en el sector, y que se traduce en inversiones, empleo y derrama económica en zonas rurales de México, así como cuidar el acceso que se tiene al mercado de Norteamérica. Hemos aprovechado el Tratado de Libre Comercio (TLC) y lo tenemos que cuidar, añadió.

Hoy tenemos reglas claras y acceso al mercado norteamericano; le pedimos que trabajemos juntos para mantener esta certeza que hoy existe en nuestro sector, que ahora es el principal productor de azúcar hacia el mercado de Norteamérica y que en los últimos cuatro años ha exportado más de 4 millones de toneladas de azúcar al vecino país, expresó.

Ante ello, Peña Nieto anunció sus compromisos para el fortalecimiento de la industria azucarera mexicana. Señaló que para mantener la condición de fortaleza en el sector promoverá la homologación de políticas azucareras entre México y Estados Unidos para garantizar el continuo funcionamiento del TLC a favor de la industria azucarera nacional.

Asimismo, ofreció impulsar un programa de etanol de caña de azúcar para lograr la generación de nuevas fuentes de energía renovables que se necesitan en el país.

Se comprometió también a escuchar a los trabajadores, productores e industriales del sector, “porque si alguien conoce lo que la industria azucarera, lo que el campo, la pesca, la actividad pecuaria y ganadera del país demandan, son los que están en estas actividades”.

Aseveró que estos compromisos permitirán que la industria azucarera, que está presente en más de 220 municipios del territorio nacional, tenga un mayor fortalecimiento para que siga llegando a los hogares y México no tenga que importarla. “Hoy para fortuna la industria azucarera del país es suficiente para llegar al consumo de los mexicanos, para llenar y abastecer la demanda de consumo que hacen los mexicanos y eso da oportunidad a que podamos exportar azúcar a otros países”, añadió.

Reiteró que el objetivo central de sus compromisos de campaña es que sean los mexicanos quienes ganen más, “y para ello voy a escuchar permanentemente a los distintos sectores de la sociedad y de manera particular a quienes representan los sectores productivos del país, quienes realmente tienen confianza en México y quieren invertir más en nuestro país”.

A sus seguidores, Peña Nieto les pidió no confiarse y que le permitan cumplir con sus propuestas que ha ofrecido para todos los mexicanos. “Denme la oportunidad de servirles a ustedes y de servirle a todos los mexicanos, y que hagamos realidad este proyecto”, resaltó.