• Busca presupuestar recursos para obras prioritarias que permitan evitar futuras inundaciones y recargar el acuífero.

Guaymas, Sonora a 23 de septiembre de 2012.- El diputado federal por el 04 Distrito, Antonio “Toño” Astiazarán Gutiérrez, conoció el diagnóstico hídrico del Valle de Guaymas y Empalme, con el objetivo de buscar presupuesto para obras prioritarias que tengan como fin evitar futuras inundaciones y recargar el acuífero.

Luego de participar en una reunión con el presidente del Comité de Cuenca del Río Mátape, José Luis Castillo Gurrola, el legislador resaltó la necesidad de realizar las obras hidráulicas necesarias y proteger a la población.

Actualmente la situación hídrica en el Valle no es la óptima, pues además de que se tiene el abatimiento de pozos de agua y la intrusión salina, la infraestructura hidráulica es obsoleta, además de que no existe un correcto uso y administración del agua.

A la par se necesitan obras en el Bordo de Ortiz que brinden una mayor protección a la población, evitando inundaciones como las que ya se han registrado.

En el diagnóstico presentado por Castillo Gurrola se destacó la necesidad de tener en Sonora un Centro de Investigación del Agua, para contar con estudios y un panorama real de la situación que se vive en las cuencas del Estado, incluyendo la del Mátape, en donde se encuentran Guaymas y Empalme.

Además la necesidad de que se haga un manejo adecuado del acuífero es urgente, con el establecimiento de zonas de bombeo que retengan la intrusión salina en la zona.

El diputado Astiazarán señaló que uno de sus compromisos de campaña es conseguir recursos para realizar obras hidráulicas en el valle, propuesta realizada cuando visitó la región David Korenfeld, actual miembro del equipo de transición del presidente electo Peña Nieto.

Recordó que se ya se trabaja en la búsqueda de recursos para equipar con paneles solares equipos de bombeo que se utilizan en los ejidos del Valle y cuyo consumo de electricidad es pagado por las mismas familias; estos equipos permitirán disminuir hasta en un 50% el gasto que hacen los habitantes para poder tener agua.