Ante las declaraciones del congresista republicano de los Estados Unidos de América, James Sensenbrenner, en el sentido de que combatir al crimen organizado no será una prioridad en el gobierno de Enrique Peña Nieto, el candidato a la Presidencia de la República por la coalición Compromiso por México, lamentó la falta de conocimiento del Sr. Senserbrenner sobre su propuesta en materia de seguridad y combate al crimen organizado.

Peña Nieto reiteró su compromiso indeclinable con el combate al crimen organizado. Sostuvo que la aplicación de la ley es una obligación del Estado mexicano: la “ley se aplica, jamás se negocia”.
Además, Enrique Peña explicó que la única manera de asegurar el apoyo social al combate al crimen organizado es reduciendo la violencia. Sostuvo que si la violencia no disminuye, se pierde el apoyo de la población en el combate al crimen. Por ello, insistió que la reducción de la violencia es una condición necesaria para tener éxito en el combate frontal a los cárteles de la droga y a cualquier grupo del crimen organizado.

Por último, reiteró que su gobierno buscará mejorar y ampliar la cooperación con el gobierno de los Estados Unidos en materia de combate al crimen organizado, bajo las premisas de respeto mutuo, responsabilidad compartida y construcción de confianza.