Se comprometió a que, como Presidente Municipal, garantizará que las escuelas tengan un entorno seguro.

Hermosillo, Sonora, 8 de junio de 2012.- Brindar a niños un entorno escolar donde sus padres sepan que estarán bien y tranquilos, es objetivo del programa “Escuelas Seguras”, que se convirtió en compromiso número 150 que Manuel Ignacio Maloro Acosta firma ante notario en su camino rumbo a la Presidencia Municipal de Hermosillo.

Maloro Acosta y su esposa Martha Antúnez de Acosta estuvieron a un costado del jardín de niños “Tomás Grijalva Dávila”, de la colonia Solidaridad, que desde ya tiene cámaras de video vigilancia que se le donaron para ser el primer plantel beneficiado con este programa.

Este equipo permitirá evaluar cualquier situación que se presente dentro y el perímetro de la escuela y ya funciona con 4 cámaras, lo cual agradecieron las maestras y madres de familia.

“Deseamos seguir contando con tu apoyo, Maloro; reconocemos el arduo trabajo que realizas por el bien de los demás, te reiteramos que tienes todo nuestro apoyo para que próximamente seas nuestro Presidente Municipal, y muchas gracias”, expresó la maestra Dulce María Gutiérrez Villa.

El pequeño Jesús Eduardo Sánchez Aldana expresó a Maloro Acosta su agradecimiento diciendo “gracias, Maloro, por regalarnos las cámaras, ahora estaremos bien seguros”.

El abanderado del PRI y PVEM a la Presidencia Municipal de Hermosillo manifestó que el bienestar de los niños es primordial y así como ahora este jardín de niños cuenta con cámaras de video vigilancia, trabajará por el bien de todas las escuelas.

“Este programa de ‘Escuelas Seguras’ no solamente es video vigilancia, sino que es más comunicación con los padres de familia, con los directivos y, obviamente, hacer entornos mucho más seguros, más sólidos, para eso vamos a jalar a policías pensionados y jubilados para que nos ayuden a proteger a los niños”, explicó Maloro Acosta.

El programa contempla la contratación de policías jubilados para brindar seguridad a los niños, evitar que haya casas abandonadas cerca de escuelas, cero tolerancia al “bullying”, prevención del delito, cultura vial, vendedores ambulantes certificados y cámaras y tecnología de seguridad.

Para lograr un Hermosillo seguro, con niños sanos, que vuelvan a tener esperanza y crezcan en hogares dignos y libres de drogas, dijo, necesitamos familias sólidas y seguras capaces de enfrentar los males que están afuera.

“Para Marthita y para mí es prioridad el tema de las familias, porque mientras no rescatemos a las familias no vamos a tener la ciudad que queremos y la ciudad que merecemos, tenemos que invertirle hoy a nuestra familia, a nuestro capital humano”, expresó el candidato priista.