Empleados del Ayuntamiento, bomberos y policías que carecen de crédito recibirán apoyo para adquirir vivienda

Hermosillo, Sonora, 15 de junio de 2012.- Disminuir el problema de casas abandonadas, apoyar a quienes carecen de créditos para adquirir una y ampliar las atribuciones de Promotora Inmobiliaria de Hermosillo (PIMH) logrará el Programa de Vivienda que aplicará como Presidente Municipal Manuel Ignacio Maloro Acosta.

La meta para el trienio 2012-2015, indicó Maloro Acosta es apoyar en la adquisición de seis mil viviendas a empleados del Ayuntamiento, como policías y bomberos; a trabajadores informales y asalariados, todos carentes de créditos de vivienda, gracias a convenios y gestión de recursos.

Otro índice que busca disminuir es el de las 22 mil casas de cartón que hay en Hermosillo, 9 mil de ellas en terrenos regulares, pues ha habido un aumento en la pobreza patrimonial de 20% para las familias del municipio.

Maloro Acosta, candidato a Presidente Municipal de Hermosillo de la Alianza por un Mejor Sonora señaló que las viviendas abandonadas en Hermosillo son núcleos de vandalismo, delincuencia, deterioro de la imagen urbana, disminución de la plusvalía de las casas vecinas, problemas de salud y adicciones.

Maloro Acosta se comprometió a dar solución mediante la ampliación de las atribuciones, políticas y programas de la PIMH, con convenios con empresas financieras o particulares, dando seguimiento por oficio a asuntos que pongan en riesgo a los ciudadanos y atendiendo sus inconformidades con las desarrolladoras.

También deberá generar programas de concientización y cambio cultural para la convivencia entre vecinos y la aceptación de viviendas verticales; incentivar a los desarrolladores con desgravaciones, incentivos y apoyos en la gestión de subsidios, para no detener y fomentar aún más el esfuerzo que como empresarios de la vivienda realizan.

Manuel Ignacio Maloro Acosta firmó estos compromisos ante la notario público 56, María Jesús Rojas; Rolando García Salazar, desarrollador y promotor de vivienda; Ana Lidia Moreno, presidenta de la Asociación Mexicana de Profesionistas Inmobiliarios; el economista Hugo Pennock, colaborador del proyecto de Vivienda; Guillermo Moreno, candidato a regidor; y representantes de los medios de comunicación.

“Tenemos que asumir esta propuesta que busca resolver el problema de la vivienda abandonada y sus consecuencias, de los asentamientos irregulares, no podemos seguir haciendo de la cultura de la invasión una constante y una permanente en nuestra ciudad, y el alto índice de casas de cartón”, manifestó el candidato priista.

Se comprará parte de la cartera vencida a instituciones como Infonavit e hipotecarias, dijo, para recuperar 3,500 viviendas abandonadas como una nueva opción, beneficiando a quienes no cuentan con acceso crediticio y evitar sean invadidas o convertidas en focos de infección. Asimismo, apoyará en la construcción de 2,500 viviendas nuevas, entre económicas y pie de casa.

Un beneficio directo aparte del que representa el mismo otorgamiento de vivienda a los beneficiados y su impacto social; cada una vivienda nueva construida generará alrededor de 9 empleos directos, es decir, al menos 7,500 empleos por año en promedio y en conjunto todo el programa logrará la atracción de recursos por el orden de los 980 millones de pesos en el trienio, beneficiando 37 ramas de la economía.